Una empresa malagueña quiere formar a la flota pesquera marroquí

07 March 2016

La empresa malagueña Alquileres Náuticos del Sur, Alnasur, ha logrado consolidarse en su sector y ahora quiere dar un paso más especializándose en la formación marítima a través de su propio buque escuela, el Isla de Alborán. Ya han dado sus primeros cursos y entre sus objetivos se marcan formar en seguridad marítima a toda la flota pesquera de Marruecos, un proyecto en el que está dando pasos con la colaboración de Extenda y la Cámara de Comercio de Málaga. Han apostado por la diversificación y eso les está permitiendo elevar sus ingresos. La compañía facturó 350.000 euros el año pasado, un 15% más que en 2014, y en 2016 esperan incrementar sus ventas en la misma proporción.

Sus fundadores son Adrián Westendorp y Fernando Díaz y, curiosamente, no tenían una relación directa con el mundo marítimo allá por 1999, cuando iniciaron esta aventura de alquilar barcos para distintos usos. Westendorp trabajó como director de la cafetería del aeropuerto y en tareas administrativas en Félix Sáenz, aunque sí le gustaban la vela y la pesca submarina. Díaz era un empresario procedente de Madrid sin conexión alguna con este segmento. No obstante, detectaron una oportunidad de negocio que hoy en día, 17 años después, sigue dando resultado. "Vimos la necesidad de que hubiera embarcaciones pequeñas de apoyo a obras marítimas porque en aquella época solo había remolcadores muy grandes y era muy costoso", recuerda Westendorp, quien añade que también intentaron dedicarse al alquiler deportivo pero lo tuvieron que dejar por exigencias de Capitanía Marítima.

La inversión inicial fue amplia, 150.000 euros cada uno en 1999, porque tuvieron que comprar dos barcos que empezaron a alquilar a topógrafos e hidrógrafos para el levantamiento de planos submarinos y estudios hidrográficos. Les iba bien y en 2005 recuperaron un barco de pesca de 26 metros y lo convirtieron en un buque oceanográfico para poder realizar trabajos de mayor envergadura, lo que motivó otro desembolso de 180.000 euros.

En la actualidad cuentan con cuatro embarcaciones -tres tienen base en el puerto de Málaga y otra en el de Algeciras aunque hacen trabajos por toda España y el extranjero- para cubrir sus tres líneas de negocio. La primera es la inicial, es decir, los servicios de geofísica e hidrografía para ingenierías privadas y organismos públicos. Trabajan con todas las autoridades portuarias del país, con universidades andaluzas o con el Instituto Español de Oceanografía, entre otros, y suelen recoger muestras de agua y arena, así como estudios de sonar lateral para inspección de arrecifes artificiales. Entre sus proyectos más singulares, Westendorp destaca el de Repsol en Fuengirola para intentar hacer una planta de gas, que finalmente se desechó; el Life in the mares, una iniciativa europea para hacer reservas biológicas en el mar de Alborán o en el Cabo de Gata; trabajos en Canarias para Red Eléctrica Española para conectar las islas mediante cables; o proyectos en Argelia para la instalación de desaladoras y en Marruecos para dragados.

Su segunda línea es el balizamiento de costas y la recogida de residuos sólidos y líquidos, los famosos quitanatas en colaboración con las firmas Biogest Servicios y Svat. Trabajan para el ayuntamiento de Málaga y acaban de ganar el concurso de balizamiento de las playas de la Mancomunidad de Municipios de la Axarquía para este año.

Su tercera actividad es la formación marítima. Han homologado su buque escuela para impartir los certificados de especialidad que pide la Dirección General de Marina Mercante y una de sus ventajas competitivas es que dan esa formación teórica y práctica a bordo de la embarcación y no en aulas como otros centros. Van a expedir diez certificados sobre seguridad, sanidad, radio, incendios, etcétera para patrones, marineros, jefes de máquina... Alnasur cuenta con cuatro trabajadores en temporada baja que se elevan hasta los 15 ó 20 en temporada alta, que suele iniciarse con la Semana Santa y finaliza en torno a octubre.
 

Otro de los retos de esta empresa es impulsar el cluster Marítimo Marino Andaluz que se creó en Málaga hace poco más de un año y del que Westendorp es vicepresidente.http://www.malagahoy.es/article/malaga/2234683/una/empresa/malaguena/quiere/formar/la/flota/pesquera/marroqui.html

Fuente: http://www.malagahoy.es/article/malaga/2234683/una/empresa/malaguena/quiere/formar/la/flota/pesquera/marroqui.html

Volver al listado completo
 

Esta web utiliza cookies para mejorar la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Más información Aceptar